Las alfombras de oficina

doble cenefa

Qué duda cabe de que con una buena alfombra nuestro espacio de trabajo será más acogedor, confortable y también más agradable visualmente.

Con una alfombra adecuada podremos conseguir algunos efectos tan deseados a la hora de organizar una oficina como por ejemplo el aislamiento acústico y térmico.

En el invierno una alfombra, sobre todo de lana, nos aislará del suelo (mármol, granito, etc.) y nos evitará esa sensación de pies fríos.

Las alfombras nos evitan también esos continuos ruidos molestos de pisadas y tacones en oficinas con un alto tránsito de personas, que se producen en cualquier tipo de suelos ya sean de piedra o de madera, y que se hacen más desagradables sobre todo en las tarimas flotantes, tan de moda en los últimos años.

Un material ideal para oficinas es el PVC (policloruro de vinilo). La naturaleza vinílica impide que la mancha penetre en el tejido, lo que permite que se pueda fregar. Además su gran resistencia y duración la hacen apta para las sillas de oficina con ruedas. Y su aspecto técnico le hace muy adecuado para la decoración actual de oficinas.

Anuncios