El origen de la Alfombra

alfombraorigen

Como muchos sabéis, los árabes estuvieron en españa casi 800 años en los que nos dejaron muchas cosas pero sobre todo más de 4.000 palabras. Pues bien, la palabra Alfombra tiene origen árabe (al-hanbal) la cual antiguamente era una cubierta hecha de varios pedazos de pieles, de manera de tapiz o estera.

La definición actual de Alfombra podría ser: Cualquier tejido confeccionado y utilizado para cubrir el suelo de una estancia.

Según Wikipedia, las Cruzadas introdujeron las alfombras turcas en Europa donde eran, principalmente, colgadas de las paredes como tapices o utilizadas sobre las mesas. Solamente tras la apertura de las rutas comerciales en el siglo XVII llegaron las alfombras persas. Su uso en los hogares occidentales como cubierta para suelos se hizo popular en el siglo XVIII hasta nuestros días donde las alfombras han evolucionado de tal forma que se pueden limpiar con la fregona, confeccionar de cualqueir forma y en cuanto a materiales, sintéticas, Keplan, etc…

www.espaciocasa.com

Las Medidas de las Alfombras

Diapositiva10 16_9

Las alfombras clásicas, por ellas entendemos las turcas, persas, egipcias, etc. se han tejido siempre en medidas estándar para luego ser importadas directamente. Debido a ello, el cliente final se tenía que adaptar a las medidas en las que venía fabricada la alfombra. Consecuentemente era muy difícil encontrar una pieza que se ajustase a las dimensiones que necesitáramos y que además combinase con nuestra decoración. Con las alfombras contemporáneas esto ya no sucede; tenemos la ventaja de poder hacer que nos la fabriquen totalmente a nuestro gusto y a la medida que necesitemos sin importar lo grande que sea la estancia donde vaya destinada o la forma que tenga. En espacio casa podrás encontrar uno de los pocos talleres de alfombras a medida que quedan en España. Auténticos artesanos, te confeccionarán esa alfombra que estás buscando en sólo quince días y a unos precios increíbles.

www.espaciocasa.com

Alfombras de Verano

Diapositiva4 16_9

Antiguamente existía la costumbre de recoger las alfombras de las casas en verano. Hoy en día estas prácticas están en desuso y es que contrariamente a lo que se pensaba las alfombras no dan calor en verano, sino que aíslan, sobre todo las de lana.

Los avances tecnológicos nos han permitido que actualmente tengamos alfombras indicadas para exteriores que no se decoloran con la luz ni sufren con el agua al ser su composición de vinilo. Nos podemos despreocupar totalmente por su mantenimiento ya que las podremos limpiar directamente con la manguera. Gracias a estas alfombras conseguiremos un aspecto más actual y acogedor en nuestra terraza o jardín.

Las alfombras más limpias

DSC_0090r

Es indudable el poder decorativo de una buena alfombra, pero a algunos la dificultad que ocasionaba su mantenimiento les hacía renunciar a ella.

Hasta ahora hablar de la limpieza de las alfombras era un tema delicado. ¿Cuántas veces estamos comiendo y se nos cae algún resto de comida a la alfombra o incluso una copa de vino o un refresco? Antes, en el mejor de los casos, era un engorro; había que dejarlo todo para buscar los productos de limpieza adecuados y ponerse de rodillas a frotar. Y en el peor de los casos, la mancha no salía, por lo que la alfombra estaba para tirar.

Hoy en día esto no sucede con las alfombras de PVC (policloruro de vinilo), diseñadas para poderse limpiar cómodamente ya que se pueden fregar como si de un suelo cualquiera se tratara. Su naturaleza vinílica impide que la mancha penetre en su tejido y que así se pueda retirar fácilmente. Con un aspecto muy actual debido a su sistema de fabricación, las alfombras de PVC se componen de un tejido entrelazado cuyo resultado final se asemeja al de una fibra vegetal, pero con una resistencia y duración muy superiores, aunque sin su apariencia tan rústica. Además, su gran acabado (sin nudos y asperezas) y su variado colorido las hacen aptas para cualquier tipo de decoración y ambiente.

www.espaciocasa.com

Las alfombras de oficina

doble cenefa

Qué duda cabe de que con una buena alfombra nuestro espacio de trabajo será más acogedor, confortable y también más agradable visualmente.

Con una alfombra adecuada podremos conseguir algunos efectos tan deseados a la hora de organizar una oficina como por ejemplo el aislamiento acústico y térmico.

En el invierno una alfombra, sobre todo de lana, nos aislará del suelo (mármol, granito, etc.) y nos evitará esa sensación de pies fríos.

Las alfombras nos evitan también esos continuos ruidos molestos de pisadas y tacones en oficinas con un alto tránsito de personas, que se producen en cualquier tipo de suelos ya sean de piedra o de madera, y que se hacen más desagradables sobre todo en las tarimas flotantes, tan de moda en los últimos años.

Un material ideal para oficinas es el PVC (policloruro de vinilo). La naturaleza vinílica impide que la mancha penetre en el tejido, lo que permite que se pueda fregar. Además su gran resistencia y duración la hacen apta para las sillas de oficina con ruedas. Y su aspecto técnico le hace muy adecuado para la decoración actual de oficinas.

En una alfombra, ¿qué es el ribete?

Imagen

La definición más exacta de ribete dice que es una cinta o tira con la que se refuerza o adorna el borde de una cosa. Pues bien, en el caso de las alfombras es muy parecido ya que es la parte exterior de la alfombra que hace que no se deshilache, es decir, es una parte decorativa y muy práctica de la alfombra que se pone alrededor del campo o estructura central de dicha alfombra.

En Espacio Casa, como bien sabéis, realizamos las alfombras de Keplan con cenefa de Keplan, lo que hace que la unión sea una doble soldadura vinílica no visible por la cara vista de la alfombra. El acabado da la sensación de una sola pieza, ya que no hay diferencias de grosor entre la cenefa y el interior. Es por lo tanto muy resistente y práctico, porque de esta manera es posible fregar toda la alfombra.

www.espaciocasa.com